miércoles, 28 de noviembre de 2012

A veces pienso en vosotros, los que os perdisteis por el camino.
Aquellos los que amé, por los que lloré, con los que reí.
¿Dónde estáis y por quién andáis ahora?
A veces me duele la perdida. También los fracasos. Los miedos.
La escarcha que me habéis dejado en el corazón.
Me culpo por las bajas y me azotan las promesas sin cumplir.

A todos mis cadáveres, ¿por qué seguís vivos?

3 comentarios:

  1. Siempre pienso en el pasado. Y siempre tendré algún "ojalá ahora" en mi cerebro, o en mi corazón. Ojalá algunas cosas no se perdieran nunca.

    ResponderEliminar
  2. Es lo que digo... ahí estarán por culpa de esta cabeza que tenemos. Qué ganas tengo de que inventen de verdad el puñetero aparato de "Olvídate de mí!"

    Besis!!

    ResponderEliminar
  3. Siguen vivos porque no los has olvidado, porque no los has enterrado, porque los alimentas con tus miedos... Pero eres una chica fuerte, R. Y estoy segura de que algún día podrás mirar atrás y sonreírles. Sin rencor, ni miedo, ni angustia.
    Sólo sonreírles, con sinceridad :)


    M.

    ResponderEliminar