martes, 13 de noviembre de 2012

Carta a todos mis fantasmas

Esta noche nos reencontramos.
Tú, yo y tu sombra alargada.
Esta noche tus heridas y mis tiritas acumuladas.
Esta noche la sangre, la humillación y la pena,
Rasgando heridas, dejando huellas.

Esta noche te destierro
Y me refugio en las sombras, en el amor, en las canciones bonitas.
Esta noche me escojo, por encima de ti y del miedo.

No voy a pedirte permiso para ser.
Ni para respirar ni para gritarlo bien alto.
No voy a rogarte más que te alejes,
Ni a despegarme tu estela a bocados.
No voy a desgarrarme, ni herirme.
Elijo soñar.

2 comentarios:

  1. Soñar no... Elije vivir :)
    Me ha encantado el poema, de verdad. Besetes ^^



    M.

    ResponderEliminar
  2. Se siempre. Sin pedir permiso. (Me has recordado a "Carta a todas tus catástrofes")

    ResponderEliminar